jueves, 31 de julio de 2008

Whitesnake en A Coruña

De pequeño, Whitesnake fue uno de los grupos que me metió en el rock y, con el tiempo, en el metal. Verlos en directo ha sido un sueño siempre para mi, pero el destino me lo ha impedido siempre por un motivo u otro. Cuando me enteré de que venían a Coruña, la decisión estaba tomada. Ni la entrada de 38 eurazos (eso la anticipada, 42 en taquilla) ni que fuera un miercoles me hicieron dudar: hay que ver a Coverdale antes de morir.


Esta portada no viene a cuento, pero me encanta
El concierto se celebró en el Coliseo de la ciudad y, francamente, dudaba de la asistencia. Entre la fecha y el abusivo precio de la entrada, me esperaba ver mucho vacío y es que desconozco el aforo del Coliseo, pero 7000-8000 personas bien que caben. Craso error el mío, por fortuna, el auditorio presentó un aspecto inmejorable, con un foso muy muy poblado y solo los laterales de la grada vacíos.

Los encargados de abrir el concierto eran los ferrolanos Riff Raff, versioneando a AC/DC. Me parecía algo cutre que una banda de versiones abriera para unos veteranos como Whitesnake, pero cumplieron más que con creces. Nos deleitaron con 40-45 minutos de clásicos de la banda, clavándolos todos, con un vocalista muy competente y animado y un guitarra solista que se recorrío media grada y parte del foso. El tío acabo a lomos de alguien que estaba en las primeras filas, vaya figura. En general quedamos todos gratamente sorprendidos, animaron el ambiente con un nivel que no me esperaba.

A las 22.30, con puntualidad británica como suele decirse, hizo acto de presencia el plato fuerte. Whitesnake nos obsequió como algo más de hora y media de música que se hizo demasiado corta, pero de mucha, mucha calidad. La banda clavó increiblemente todas las canciones, un 10 para ellos, especialmente sendos guitarristas, Doug Aldrich y Reb Beach que, amén de darlo todo y mostrar una clase excepcional, se marcaron un intercambio de solos como hacía tiempo que no veía en directo. La voz de Coverdale no es lo que era, pero como la leyenda que es, dominó el escenario con su brutal presencia y sus clásicos gestos y gritos de "Here's a song for ya!", apuntando mucho el micro al público y rajándose en algunas de las subidas mas difíciles. Algunas, pero no todas, a mi bien que me valió.

El setlist, cortesía de mi compañero conciertil GIG_I (blog en ciernes, hasta ahora aquí) fue el siguiente:
  1. Best Years
  2. Fool for your Loving
  3. Can You Hear the Wind Blow
  4. Love Ain't No Stranger
  5. Lay Down your Love
  6. Is This Love
  7. A Fool in Love
  8. Ain't Gonna Cry No More Today
  9. Ain't No Love in the Heart of the City
  10. Give Me all your Love
  11. Here I Go Again
  12. Still Of The Night
  13. Burn - Stormbringer (medley)
Parece imposible que pasaran de la hora y media con solo trece canciones, pero si le sumas el solo del dueto de guitarras y el de batería (que fue algo discreto), unido a la manera exagerada de alargar los temas, pues salen las cuentas. Realmente es una pena que estirasen tanto algunas canciones, a nada que se pusieran podrían haber tocado 2 o 3 más, que se hubiera agradecido infinito. Tampoco ayudó el hecho de que tocaran 4 del nuevo Good To Be Bad que, si bien me parece un disco más que decente, Whitesnake tiene clasicazos para aburrir.

Ahí van unos cuantos videos cortesía de mi móvil. Esta vez estaba mejor situado, pero el resultado sigue siendo lamentable. No da más de si el pobre:


Fool For Your Loving


Is this Love


Still Of The Night


Here I Go Again
En resumen, buen concierto, muy satisfecho de poder ver a uno de los pocos ídolos que de verdad tengo y que no hayan defraudado. Si teneis la oportunidad en alguna gira próxima, no los desecheis por dinosaurios.

1 comentario:

iSlave dijo...

Until we meet again... we wish you well